Perspectivas sobre las tecnologías digitales de salud mental

Es el momento de abordar las prioridades de los ciudadanos y pacientes para integrar las tecnologías de salud mental en los sistemas de atención médica e investigar cómo mejorar su efectividad y seguridad en beneficio de la sociedad en general.



Perspectivas sobre las tecnologías digitales de salud mental (I): percepciones

Hace tres años escribí un par de artículos sobre el “boom” de la salud mental conectada, y la transformación digital necesaria para su inclusión en los servicios de salud. Es un buen momento ahora para revisar su situación, pasada la urgencia de la pandemia y quizá percibir que vivimos épocas donde los focos se dirigen a ciertos aspectos de nuestras vidas y pasado un tiempo nos olvidamos de ellos.

Recientemente la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios del Reino Unido (Medicines and Healthcare products Regulatory Agency MHRA) y el NICE (National Institute for Health and Care Excellence) impulsaron la publicación de un informe de investigación sobre las tecnologías digitales de salud mental ‘Digital mental health technology: User and public perspectives‘.

El informe estudia las actitudes, percepciones y experiencias en torno a las tecnologías digitales de salud mental, así como sus implicaciones para la atención médica y la regulación.


Perspectivas sobre las tecnologías digitales de salud mental (II): integración

En general, según el trabajo de campo con más de 30 grupos focales, existen actitudes positivas hacia la salud mental y la tecnología digital entre los usuarios, aunque siguen existiendo preocupaciones sobre privacidad y seguridad, se percibe que la principal motivación de los fabricantes de estos productos es el ánimo de lucro y sería muy importante contar con recomendaciones independientes para elegir adecuadamente las herramientas. Además algunos participantes se muestran alarmados por los chatbots que intentan desarrollar relaciones emocionales con los usuarios.

El otro aspecto de importancia es la integración de la tecnología digital de salud mental en los sistemas de atención médica, el informe discute la necesidad de una regulación efectiva, y la importancia de que la tecnología no reemplace la ayuda profesional, sino que la complemente.

Por supuesto el papel cada vez más importante de la inteligencia artificial, como vemos en el día a día, también surge con fuerza en la salud mental. A este respecto existe una disparidad de opiniones con riesgos y beneficios, aunque prevalece la necesidad de mantener la conexión humana en la terapia de salud mental.


Perspectivas sobre las tecnologías digitales de salud mental (III): IA

Ha sido tanto el boom de este tipo de tecnologías que hasta la prensa generalista se ha hecho eco de su uso, real o potencial. En el diario “El País” se tituló un artículo “¿Acudirías a un robot para obtener atención psicológica?”, con declaraciones de expertos psicólogos que afirmaban que puede ser útil su uso dependiendo del problema, que rompe barreras de coste y que puede ser una vía de entrada para una demanda de atención que ahora mismo no se cubre.

Respecto al uso de la IA aplicada a este campo “está demostrando ya ser eficiente en acciones concretas como el primer cribaje de casos y el diagnóstico y la evaluación de trastornos mentales, de manera que facilita el diagnóstico del profesional y agiliza la toma de decisiones”.

Y es cierto que hay aplicaciones validadas y certificadas que pueden realizar una evaluación psicológica. Recientemente Limbic Access, ha obtenido la certificación de dispositivo médico Clase IIa UKCA, siendo, según ellos afirman el primer y chatbot con IA del en obtenerlo. La agencia de UK valida la tasa de precisión del 93% en la predicción de trastornos de salud mental en triaje.

Limbic Access

Profundizando un poco más en la relación IA y salud mental, es interesante aunque muy técnico el artículo científico “Explainable artificial intelligence for mental health through transparency and interpretability for understandability” donde se propone sustituir la explicabilidad de los algoritmos o modelos por una transparencia e interpretabilidad.

Establecen que la necesidad de un algoritmo comprensibilidad es mayor en psiquiatría debido “a las relaciones probabilísticas entre los síndromes, resultados, trastornos y signos/síntomas, así como a las hipótesis de trastorno y sus determinantes psicosociales y psicológicos”.


Perspectivas sobre las tecnologías digitales de salud mental (IV): saturación

Por contrapartida, no es difícil encontrar servicios en internet donde es realmente complicado saber cuál es su validación científica, seguridad y privacidad.  Algo que se ha reproducido con la posibilidad de crear tus propios chatbots GPT.

De hecho, en un informe de Biocat que explica el ecosistema catalán, (más adelante le volvemos a citar) se afirma que el mercado está inundado de aplicaciones y soluciones de salud mental, pero que no todas están basadas en evidencia ni son efectivas

En Appnews realizaron un interesante artículo sobre los chatbots de IA que ya están aquí para ayudar con los problemas de salud mental de la Generación Z y desde hace tiempo se sabe que muchas de las aplicaciones recopilan más información de la que necesitan, además de datos sensibles.

“Algunas de ellas hacen un cuestionario a la gente sobre cómo se siente, registran su diagnóstico, les preguntan si están tomando alguna medicación, cuál es su edad, su orientación sexual. Y lo hacen sin mostrarles antes su política de privacidad o pedirles consentimiento para usar sus datos. Estamos hablando de personas que generalmente están en un estado vulnerable. La gente acude a estas aplicaciones porque no se encuentra bien”.

Misha Rykov. Fundación Mozilla.

Perspectivas sobre las tecnologías digitales de salud mental (VI): respaldo

Volviendo a la integración con los servicios de salud, recientemente se publicó esta revisión sistemática sobre la evidencia relacionada con la consulta remota en la atención primaria en UK, sobre las experiencias de los pacientes con problemas de salud mental. Sin demasiadas novedades, los usuarios estaban satisfechos con los beneficios para ciertas condiciones, pero seguían opinando que la consulta presencial era el método preferido. En general, y ocurre en toda teleconsulta es utilizada en función del contexto, el propósito de la consulta y el paciente.

Aun así, el NICE británico respaldó el uso de tres terapias digitales para el tratamiento de la psicosis en el NHS. Sobre las tecnologías de terapias digitales ya he escrito bastantes artículos.

En un mercado que que se valora para 2030 en más de 10.000 millones de euros, en España también las startups están intentando llegar a los servicios de salud. Estas empresas consideran que con la aplicación de la IA generativa el potencial en salud mental es enorme, “pero aún hay mucho terreno por recorrer”.

Biocat

Biocat realizó un informe “Digital mental health: retos y oportunidades” sobre el ecosistema catalán, y la Red de Innovación de Nuevas Tecnologías en Salud Mental (Red TECSAM) tiene mapeados aproximadamente 130 proyectos o soluciones de salud mental digital potencialmente transferibles.

No existen claras políticas ni acciones para introducir estas tecnologías en los servicios de salud. Un macro estudio concluyó que, a pesar del potencial de las tecnologías digitales para mejorar la equidad y la eficiencia de los sistemas de salud mental, una compleja serie de barreras obstaculizan su implementación. “Las políticas deben basarse en marcos que incorporen una perspectiva del sistema de salud y consideren las complejas interrelaciones entre sus componentes.”


Autor: José Miguel Cacho. LinkedIN

Si te ha gustado y quieres leer más artículos y conocer mis novedades en CuraeSalud, recibe quincenalmente mi newsletter.


Si quieres adentrarte en el mundo de la salud digital, y estar formado e informado quizá te interese mi nuevo servicio KnowledegeHealth.

Si te ha gustado, compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies